Search
  • Awo Ifasola Sangobolade

Esentaye destino de un bebe




Tradicionalmente, existen 2 etapas para darle un nombre a un recién nacido.

La primera etapa es completamente privada, espiritualmente pura, y es denominada

Esèntáyé / Esè n táyé / Ìkosèdáyé / Ìkosè wáyé que literalmente significa el primer

paso sobre el mundo, esta ceremonia implica la primera lectura de Ifá para el recién

nacido perpetrada por un Babaláwo a los 3 días del nacimiento, Ifá transmite el

mensaje al Babaláwo, y este da, basándose en el Odù de la adivinación, el nombre o

los nombres correspondientes del bebé, para mayor comprensión del lector, en el

proceso de Esèntáyé, un nombre con influencia en los Òrìsà debe ser revelado

dependiendo del Odù Ifá que aparezca para el recién nacido, ejemplo, si el Omo Odù

Òtúrá Ìretè aparece en la lectura oraculár, al niño se le debe dar un nombre que

indique gratitud y el nombre podría ser Awósopé que significa “Gratitud (el Awo esta

agradecido – el Babaláwo esta agradecido)”.





Una vez que los nombres del bebé han sido determinados, los preparativos de la

ceremonia del nombramiento deben iniciar. Los únicos presentes en la ceremonia de Esèntáyé son él (los) sacerdote, los padresdel pequeño y algunos miembros admitidos por la familia, la poderosa razón decelebrar la ceremonia de Esèntáyé es el deseo de una guía espiritual por parte de Ifápara el nuevo miembro de la comunidad, los padres son aconsejados para guiar,proteger y conducir a su hijo(a) hacia un feliz, saludable, exitoso y prospero destino.




Este es el consejo más importante que los padres necesitan para orientar el camino

espiritual que han de seguir sus hijos(as).

En las culturas Yorùbá-descendientes y muy particularmente en Cuba, cuando se dice

que van a bajar a Ifá para determinar el Òrìsà protector o guía de un devoto (ángel de

la guarda), es muy similar al Esèntáyé cuando se considera el punto de vista del

ahijado al adoptar el compromiso de venerar a los Òrìsà, este es un importante

aspecto de la religión Yorùbá, ya que los Òrìsà son los que validan su ingreso

espiritual en la religión.La segunda etapa independientemente de ser espiritual, es mas una celebración y esconocida con el nombre de Ìsomolórúko, es celebrada como hemos dicho

anteriormente a los 7 u 9 días dependiendo del genero del recién nacido y en ella los

familiares invitan a diversas amistades para que sean testigos de la ceremonia del

nombramiento del nuevo miembro de la comunidad.



Para los Yorùbá el nombre representa el carácter y la personalidad de una persona.

Ordinariamente se cree que si el nombre real de alguien es conocido será más fácil

bendecirlo o causarle daño.La fe Yorùbá sostiene que un bebé que no haya sido bautizado a los siete díasexactos en el caso de ser niña y a los nueve días si es varón, el padre del mismo sexo del bebé corre el riesgo de perder la vida. Cabe destacar que en caso que se

presenten gemelos este ceremonial es celebrado a los 8 días. Los días para el

nombramiento principian a partir del día del nacimiento, con esto quiero decir que si el

bebé nació un día Lunes, el Lunes es el día 1 de vida y a partir de ese número se

empieza a contar hasta llegar al número establecido para el genero.

Los Yorùbá creen que los nombres son tan importantes y poderosos que sus

significados pueden influir grandemente en la conducta de los niños, con esto quiero

decir que si un niño(a) lleva el nombre de un ladrón, es muy posible que se convierta

en ladrón:


“Orúko lonro ni"

"Los nombres afectan la conducta"


También se tiene la fe que la opción de un nuevo nombre puede cambiar la conducta

de un niño(a), se dice que en Nigeria había un niño(a) que se llamaba igual que un

ladrón intensamente conocido, a pesar de su corta edad, el niño ya era un ladrón, sus

padres habían intentado todo sin resultado alguno, cuando él niño fue llevado a esel

oráculo sagrado de Ifá, este les dijo que cambiaran el nombre del niño y que se

suspendería el hurto, los padres acataron totalmente el consejo de Ifá y a partir del

momento que el nombre fue reemplazado se detuvo el hurto y fue considerado un gran

milagro para la comunidad. De este ejemplo uno puede concluir fácilmente que un

nombre puede influenciar positivamente o estropear a una persona, por ello es

sumamente aconsejable dar nombres con buenos significados a nuestros niños(as).




El estudioso Yorùbá Dr. Akínisi, cita que la tradición requiere que los niños(as) reciban

el nombre que el padre haya propuesto a Ifá, sin embargo, los niños(as) reciben a

menudo nombres con significados positivos de sus madres, sus abuelos, sus tíos u

otro pariente íntimo, es por esto que muchos Yorùbá tienen más de un nombre

recibido y no existe un limite de nombres. Cabe destacar que el orden familiar se

mantiene estrictamente y nunca se abusa debido al hecho que los nombres dados a

un niño(a) son reflexiones y revelaciones de la familia, por lo tanto, ninguna persona

ajena esta autorizada a darle un nombre al bebé, a menos que la familia lo permita.



0 views0 comments

Recent Posts

See All